La verdadera historia detrás de La Bruja de Blair

Bruja de Blair

La verdadera historia detrás de La Bruja de Blair

Si aún no la has visto, La Bruja de Blair fue una película muy popular a mediados de 1996 que combinaba el formato documental con el cine, para dar la impresión de ser una grabación real. 

 

La pequeña comunidad que aparece en la película de la Bruja de Blair es real, y fue creada en el lugar histórico de Burkitsville, que se encuentra en el condado de Frederick, Maryland, a una hora y media de Washington, D.C.

 

En realidad, es el hogar de una macabra leyenda de brujas, que se originó en 1785 cuando numerosos niños del pueblo informaron de que una mujer los atraía a su casa en el bosque, donde hacía una serie de aterradores experimentos con su sangre, especialmente si eran niños vulnerables.

 

Elly Kedward, la mujer acusada y señalada por los niños, fue expulsada de la aldea, pero no se fue de Blair sin antes lanzar una espantosa maldición sobre el pueblo y condenar a todos los implicados en su expulsión. Esto ocasionó un revuelo sin precedentes y una histeria colectiva en torno al nombre de Elly.

 

Los habitantes del pequeño pueblo norteamericano no tenían ni idea de que, tras la expulsión de Elly, se desencadenaría una serie de trágicos acontecimientos. En 1825, por ejemplo, una niña de unos diez años se ahogó, y 11 testigos afirmaron que ocurrió algo peculiar: la niña fue arrastrada por una mano submarina que le impidió volver a la superficie.Otro episodio aterrador en el que se vio envuelto el pequeño pueblo a finales de los años 40 confirmó aún más la creencia de que estaba bajo la influencia de la maldición de Elly.Rustin Parr, un anciano de la localidad, inició una serie de secuestros en Blair, siendo una de sus cualidades definitorias el hecho de transportar a sus víctimas, todas ellas jóvenes, a su cabaña. Sólo uno de siete niños secuestrados sobrevivió.

 

Parr confesó los secuestros y asesinatos al año siguiente, afirmando que una voz le hablaba al oído indicándole que actuará con una crueldad y frialdad tales que serían inconcebibles en circunstancias normales. 

 

Otro suceso aumentaría las sospechas de que la maldición de Elly podría ser real. El niño que sobrevivió a la serie de secuestros, se llamaba Kyle Brody, y fue encontrado en el porche de la cabaña de Parr, por los policías de rescate.

 

Mucha gente creía que Kyle no era una víctima, sino que colaboraba con Parr en la secuencia de crímenes, actuando como si fuera su cómplice. 

 

En aquel momento, las investigaciones apuntaban a la posibilidad de que tanto Parr como Kyle padecieran enfermedades mentales muy graves y hubieran sido víctimas de abusos sexuales cuando eran niños. Kyle era un visitante frecuente de instituciones psiquiátricas y reformatorios.

 

Aunque la implicación de Kyle en la serie de asesinatos de Rustin Parr no fue confirmada por el sistema judicial norteamericano en su momento, el hecho de que este hecho no fuera esclarecido por completo contribuyó a mantener vivo el halo de misterio que rodea a la Bruja de Blair.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Go up