La verdadera historia de “La Batalla de Los Ángeles”

batalla de los ángeles

La verdadera historia de “La Batalla de Los Ángeles”

Varios ciudadanos de Los Ángeles se vieron angustiados la noche del 24 de febrero de 1942, cuando presenciaron extraños objetos voladores luminosos que sobrevolaban los cielos de la ciudad, causando pánico y ansiedad. La histeria colectiva invadió la ciudad y se hicieron varias llamadas a los servicios de emergencia.

 

La ciudad de Los Ángeles fue tomada por las fuerzas militares poco después, y el mando general ordenó un "apagón global" en la ciudad para ayudar a localizar e identificar los misteriosos objetos voladores.

 

Los objetos viajaban a una velocidad de unos 300 km/h, según las Fuerzas Aéreas. La Brigada de Artillería de la Armada disparó entonces sus cañones (cañones antiaéreos con cargas explosivas de 6 kg) contra los objetivos.

 

A pesar de que se dispararon más de 1.400 balas, los objetos voladores no fueron derribados, ni siquiera dañados. 

 

Durante el caos, cinco personas murieron de infarto y la munición antiaérea que cayó sobre la ciudad destruyó varios automóviles y estructuras.

Índice()

    Las versiones aportadas por las autoridades fueron contradictorias

    Algunos afirmaron que todo era una "falsa alarma producida por el estrés de la segunda guerra mundial", sin decir nada sobre qué eran los misteriosos objetivos voladores. 

     

    Otros dijeron que eran globos japoneses, pero no explicaron cómo los globos podían ir a 300 km/h sin ser derribados por los potentes cañones antiaéreos.

     

    Tras unas cuantas declaraciones adicionales, los militares determinaron que la explicación oficial sería que los objetos eran aviones japoneses diseñados para sobrevolar los cielos de Los Ángeles con el fin de infundir temor en la tierra estadounidense y disminuir la moral de sus ciudadanos.

     

    Sin embargo, acertaron en la parte de infundir temor. Lo que no tenía sentido era cómo esos aviones podían resistir varias horas de intenso bombardeo permaneciendo en su lugar sin realizar ninguna maniobra evasiva.

     

    Al ser interrogado sobre el incidente, el gobierno japonés negó cualquier implicación en el extraño suceso, postura que mantiene hasta hoy.

     

    Este sorprendente caso quedó registrado en la historia mundial de la ufología, y sus ramificaciones fueron tan amplias que se realizó una película basada en él, titulada "La batalla de Los Ángeles".

     

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.

    Go up