Las almas gemelas: ¿Existen realmente?

almas gemelas

Las almas gemelas: ¿Existen realmente?

Platón, el antiguo filósofo griego, fue el primero en describir el fenómeno de las almas gemelas. Pensó que Zeus separó a los hombres primitivos en mitades masculinas y femeninas. Así, cada individuo posee un alma, que comparte con su polo opuesto.

 

La relación de las almas gemelas es preciosa, irrompible, incondicional y cargada de emocionalidad. La combinación de estas dos partes es mutuamente beneficiosa, purificadora y espiritualmente elevadora.

 

Hay una distinción entre las almas gemelas y las almas compañeras. Ambos conceptos se diferencian en que las almas compañeras pueden reaparecer varias veces durante la vida, mientras que las almas gemelas son únicas. En contra de la creencia popular, el vínculo entre las almas gemelas no se desarrolla de la manera que se describe en los cuentos de hadas.

 

Por el contrario, pasa por varias etapas tormentosas para ayudar a las dos mitades a sincerarse, perdonar y a transformarse en una mejor versión de sí mismas. Son las siguientes:

Índice()

    1. Trasfondo 

    Un rasgo distintivo de las almas gemelas es que anticipan la existencia de otra persona conectada a ellas desde una edad temprana. Tienen una fuerte sensación de seguridad de que conocerán a la persona destinada a ellos, la cual se fortalecerá con el tiempo.

     

    2. Señales del destino

    Las almas gemelas reciben continuamente indicaciones de que están a punto de encontrarse. Se sienten extrañamente atraídas por algo en su otra mitad que posteriormente reconocerán.

    3. La contradicción

    El encuentro de las almas gemelas es sorprendente y aleccionador. Muchas veces los dos seres no están preparados para ello, pero aún así reconocen su conexión mutua y su singularidad.

    4. Conocerse

    Este es el período inicial y más encantador de toda relación, durante el cual las almas gemelas exhiben sólo su mejor yo. Tienen un sentido de pertenencia mutua y parecen reconocerse de una existencia anterior. Incluso en esta fase tan temprana, la conexión entre sus almas es evidente.

    5. Confrontaciones y disputas

    Este es el momento crucial de la conexión, cuando las almas gemelas deben enfrentarse al lado oscuro de la otra. En este punto, surgen acontecimientos del pasado y estos deben resolverse para que ambos seres puedan estar nuevamente en paz y la relación pueda prosperar. Se trata de un momento especialmente difícil y emotivo para la relación, cuyo futuro está en juego.

    6. Expiación y amor inquebrantable

    Esta etapa secunda a la anterior, y trae consigo la purificación, el perdón de los demás y el desarrollo de la autoconciencia. Entonces ambos individuos han sacado lo peor de sí mismos, pero lo han equilibrado con lo mejor del otro. Así se forma una combinación formidable.

     

    Leave a Reply

    Your email address will not be published.

    Go up